ARCHIVO DE RELATOS

sábado, 8 de julio de 2017


RASCADITOS
Es nuestro ritual diario en las sombras de la noche, ahí donde los dos sabemos que este ritual debe realizarse, siendo el silencio nuestro mudo testigo de los rascaditos de amor. Es mi mascota sachy que se despierta a las 2 y 4 de la madrugada, después de su larga jornada de vigilancia diaria, durmiendo en mi cama enrollado como una malaya de peluche. Son las horas de nuestro encuentro con su cuerpo peludo y mis manos, que con suavidad de espuma van rascando y masajeando su humanidad animal, donde encuentra el relajo y la atención de su SPA personal. Es una atención personalizada que le brindo medio dormido y con ojos somnolientos, pero consciente que el guardián de la tribu se merece por su entrega diaria de mover la colita, sus miradas tratando de comprender nuestro comportamiento e idioma, sus fechorías, sus alegrías en carrera de sus pesados pies a su edad. Son rascaditos que se convierten en agradecimiento al pensar que en él no existe maldad ni mala intención, ni cuestiona nuestras malas actitudes y decisiones, él solo asimila la vida moviendo su colita, dando lo que el solo sabe hacer " dar alegría y amor de perro". Gracias sachita, tu rascador personal te ama y está a tu entera disposición de día y de noche, en nuestros encuentros secretos... Gracias
Publicar un comentario