ARCHIVO DE RELATOS

jueves, 22 de junio de 2017



GUERREROS AL VOLANTE. 
Es la vorágine de la ciudad que como un pulpo electrónico, se mueve desenfrenadamente en todas direcciones en una estampida de vehículos motorizados, a diferentes velocidades, bocinazos y aceleraciones. Es una guerra de tiempo y espacio, por un pedazo de pista de cemento que asegure la llegada a destino, es ahí que el conductor humano se transforma en un guerrero al volante, soportando el rigor del combate de stress y presión a su vida. La llegada a la arena asfáltica se realiza con horas de antelación, cortando la madrugada antes del alba, afinando la indumentaria y mente para soportar kilómetros de furia asidos al volante. La ruta, bocinazos, cambios, intermitente, aceleración, frenazos, lluvia y viento, son el aderezo al día pregonando que comienza la carrera por la ruta infernal de sus vidas en cuatro ruedas. Buen viaje amigo y si bebe no conduzca...... Gracias 
Publicar un comentario