ARCHIVO DE RELATOS

martes, 6 de junio de 2017


EL AIRE QUE RESPIRO

Es lo estampado magistralmente por Albert Hammond en su canción, es una maravilla en lo profundo del autor de estas letras, es el himno al amor invisible en la humildad y grandeza de un poeta que ama la vida. La melodía que acompaña esta obra, le da el color y sabor para degustar su mágico mensaje, ese que sólo nosotros podemos ver sin ver. “No importa la luz del sol, no necesito nada mas", así versa la confesión hacia el amor, para plasmar dos almas en una solo respirando el amor en el ambiente, sin nada más que lo enturbie con cosas materiales ni egoicas egoístas. Es un ideal romántico casi extinto del humano, que confiesa su amor sin barreras en el “ contigo pan. y cebolla", solo se necesita aire para ser feliz en compañía de su media naranja, nada más y nada menos. Esta canción es sencilla y simple, siendo ella misma en su esencia el amor verdadero, incondicional e invisible,es todo lo que engrandecería al ser humano en su espiritualidad, al primar la honestidad, humildad y franqueza en su proceder diario. Así es la altura de mira que hay que tener para comprender esta canción y lo que encierran sus dulces y potentes palabras de amor verdadero. Es ese aire mágico que nos hace vivir y amar a nuestros seres más queridos, esposa, hijos, padres, hermanos y amigos, siendo un líquido etéreo divino que en su oxígeno baña el amor en respiración, en palabras y sentimientos, ya no se necesita más, no existe nada más, solo respirar para amarte.... Gracias 
Publicar un comentario