ARCHIVO DE RELATOS

sábado, 27 de mayo de 2017


MADERA VIVA
Es un árbol abandonado y solitario de una plaza de pueblo, imponente y majestuoso como un león cuidando su terruño, como el fiel guardián de su mundo vegetal, hecho piedra viva de savia y nudos. Es un gigante que te hace ver minúsculo, como una hormiga reflexionando, ¡que maravilla! ¡que fuerza! ¡que creación! y muchas más exclamaciones, preguntas e interrogantes, para guardar un respeto sublime por la madre naturaleza, que en su seno crió y alimentó a su titan en este lugar sagrado del espacio tiempo. Esta oportunidad la aproveché, como es el deseo de la lámpara de Aladino, fue una conexión de células en piel con corteza y madera, que se fundieron en una sola energía del soplido la vida, fue un instante para saber que de sus alturas, me observaba y me enviaba su mensaje simbiótico de vida mutua. Esta madera viva representa un abrigo y sombra de protección, para todo ser viviente que busque su amparo, en él podrán saciar su sed de sombra, acurrucar nidos de hierbas y palos secos, será un jardín de polluelos en ebullición. Mi árbol de madera viva, será mi símbolo de fortaleza estoica, en momentos de los vendavales de mi vida, manteniéndolo en forma abstracta en el mejor lugar de mi mente, para poder admirar que de una simple semilla llevada por el viento,creció con raíces fuertes y profundas como su estructura, para enseñarme que de la humildad nace la grandeza del ser humano.... Gracias
Publicar un comentario