ARCHIVO DE RELATOS

domingo, 7 de mayo de 2017



EL CAFÉ CORTADO
Es un día de esos con mucha actividad y quema de calorías, que te consume glucosa y ácido láctico, dejando la fatiga asomándose en el horizonte de tus fuerzas. La mente trabaja a full buscando las reservas de grasa y otros compuestos para paliar la sequía del combustible esencial del movimiento, pero no es fácil ante la escasez y desabastecimiento en las bodegas de la máquina corporal. Así en un pensamiento rápido de placer antes de la inanición, la mente me dibuja en forma abstracta un delicioso espumante y calentito café cortado, que al principio en forma placebo me vuelve el alma al cuerpo, pero al saborearlo y degustar su esencia, su sabor, su aroma todo se vuelve real. Ese café cortado me renovó mis fuerzas, con su aroma , su acidez y cuerpo, al traerme de vuelta al mundo real recorriendo sus mil sustancias químicas mi cuerpo interno. Gracias cafecito cortado que cambiaste mi vida en un santiamén, es un secreto delicioso que se saborea con la mente y el cuerpo, en días fríos y agotadores de la vida...... Gracias 
Publicar un comentario